Heraldo de Aragón: “Orera, entre la arcilla absorbente y un pabellón listo para su estreno oficial”